Rocknrollmf en números 2013 (según WP)

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 17.000 veces en 2013. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 6 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

From Jim to Phil

20140105-010117.jpg

Esto sí es una historia (via Jim Wilson, Mother Superior, en su Facebook)!!

When I worked at Aaron’s records in the mid 90′s…

Mi lista musical del 2013

El ritual de hacer listas de todo cuando llega el fin de año resulta traumático si lo haces por obligación, pero en cambio permite unos minutos de diversión y deleite si tienes ganas de recordar cosas que han merecido la pena. Hace un par de años, más o menos,  no tuve ni ganas ni moral de hacer una lista con mis discos favoritos de aquél momento, pero este año me pongo con gusto a ello. Es más, incluso a lo mejor publico 2 o 3 listas sobre distintas cuestiones. O no. De momento, la primera y casi obligatoria, es la de mi música favorita del 2013. El orden da lo mismo, pero realmente estos 10 discos son (de) los que más me han gustado este año y me gustaría recomendarlos.

El mejor disco del 2013 es del 2012

  1. Hellsingland Underground, “Evil will prevail”. Cuando hace un par de meses se presentaron en directo en Barcelona no me podía creer lo que estaba presenciando: una banda sueca actual sonando casi como Lynyrd Skynyrd con montones de temazos guitarreros y melódicos a la vez. En directo me noquearon, pero es que sus discos  (al menos el de 2010 “Madness and grace” y éste último, que es de finales de 2012) son de 9 o 10 sobre 10. Como para mi han sido la banda revelación del año, los sitúo en mi Top 1 particular de este 2013. Una canción: “The lost river band”.
  2. David Bowie, “The Next Day”. Cuando ya ni se le esperaba, va Bowie y saca por sorpresa un disco propio de su edad y experiencia y que en mi opinión resume a la perfección los diversos palos que musicalmente ha tocado desde su época de Berlin, desde finales de los 70′s, y con la ayuda de uno de sus productores clásicos, Tony Visconti. Una canción: “The stars (are out tonight)”.
  3. Vampire Weekend, “Modern vampires in the city”. Estos neoyorkinos suenan modernos y retros a la vez, parece que componen sin pretensiones pero consiguen un sonido pop sofisticado y del bueno. Dicen que suenan algo a Peter Gabriel, en versión world-music, pero yo no lo acabo de ver. No esperaba un disco tan redondo, lo reconozco. Una canción: “Finger back”
  4. Willy Mason, “Carry on”. Fue el primer disco del 2013 que me tocó y 12 meses después me sigue gustando muchísimo. Puedes leer aquí mi comentario de hace un año. Una canción: “What is this”.
  5. Daft Punk, “Random access memories”. Raro en mi, pero me encanta un disco como este en el que no hay guitarras, sino esencialmente sintetizadores. Tal vez porque suena exactamente a la música disco que escuchaba a finales de los 70′s y primerísimos 80′s, antes de meterme en el rock. Es tan vintage que alucina. Y no tienen nada que ver con la EDM de moda. Una canción: “Get lucky”, por supuesto, pero hay mucho más que un single ahí incluido.
  6. Casablanca, “Ridin’ a black swan”. A éstos nórdicos los empecé a escuchar hace apenas tres meses, a pesar de que ya tenía referencias previas. Parecía que sonaban a Cheap Trick y su líder Ryan Roxie compaginaba también guitarrista en la banda de Alice Cooper. Con su último disco, recrudecen su sonido y se marcan un disco de heavy metal clásico, como en los 80′s. En enero, tocando por aquí. Una canción: “Hail the Liberation”.
  7. Arcade Fire, “Reflektor”. Seguramente son, junto a Queens of the Stone Age, la banda más ¿importante? / ¿innovadora? / ¿reverenciada? de la escena indie-rock. En Reflektor siguen creciendo introduciendo más matices en su música. Una canción: “Normal person”.
  8. Caitlin Rose, “The stand-in”. Uno de los mejores y más enérgicos discos de rock americano clásico que se han facturado desde Nashville en tiempo, con magníficas guitarras y una bonita colección de canciones. Una canción: “Only a clown”
  9. The National, “Trouble will find me”. A éstos no les había escuchado hasta este año, pues me parecían de esos grupos de los que alejarse. Manías. Con este hipnótico disco, les empiezo a seguir la pista. Una canción: “This is the last time”
  10. Josephine, “Portrait”. Este es de finales del 2012, pero lo descubrí a comienzos de éste 2013 y oportunamente posteé sobre él en el blog. Discazo. Una canción: “A freak A”.

Reconozco que me ha salido una lista bastante tópica e indie, pero es lo que hay. También, y es lo que hay, recuerdo que yo no distingo entre música “nacional” e “internacional”; la música es música con independencia del idioma y realmente no suelo escuchar mucha música de aquí, porque la que escucho no me motiva demasiado, para qué negarlo, desde hace más de una década.

Volviendo a mis favoritos, algunos de ellos, y otros muchos, figuran en las listas con lo mejor del 2013 de diversas publicaciones internacionales: SpinMojoUncutRolling Stone, o Pitchfork. De entre los que son coincidentes, también me han gustado trabajos como los de Haim (un trio femenino que recrea el sonido popero de los Fleetwood Mac de los 80′s), el de Franz Ferdinand (que siguen grabando discos con tres o cuatro temazos y el resto relleno, pero en este último la relación se invierte) o el regreso de Black Sabbath con Ozzy en estudio. En cambio me ha decepcionado el de Queens of the Stone Age (aunque tienen cuatro o cinco grandes canciones) y no me ha acabado de llenar el de Nick Cave & The Bad Seeds  (tal vez porque sus tres álbumes anteriores son obras maestras y en éste hasta Jubilee Street es perfecto pero luego el nivel me baja mucho). Y debo decir que no he escuchado, entre otros, los trabajos de Bill Callahan, My Bloody Valentine (que ya con su clásico Loveless de los 90′s no me dijeron nada) o …… Y justo ahora, via Spotify premium, estoy descubriendo a Phosphorescent con su disco “Muchacho”, que en algunas de esa revistas también figura entre lo más destacado. De hecho, las listas son para eso, para descubrir música, así que igual disfruto en 2014 mucha más música del 2013.

Por otra parte, algunas de las revistas de referencia de este país (Popular1, Ruta 66) no publican listas hasta dentro de unas semanas, aunque otras, como MondoSonoro se han adelantado y en noviembre lo tenían prácticamente hecho. Estos últimos dias he ojeado las listas de algunos amigos bloggeros, y varios de ellos se decantan por grupos de rock de aires setentero, que a mi suelen aburrirme bastante (Led Zeppelin, Lynyrd Skynyrd o Aerosmith dejaron el pabellón demasiado alto). Finalmente, me gustaría destacar, por original, la lista de Edu Chinaski, con los discos “que a todo el mundo han gustado” menos a él.

Persona normal

Arcade Fire son de esos grupos que los rockeros deberíamos aborrecer, porque se han convertido en uno de los grupos de bandera del gafapastismo. Pero mira, a mi me gustan desde su primer disco. No es que los canadienses hayan grabado aún un disco redondo, de 10, pero hay material fantástico en todos ellos. El reciente, Reflektor, está en la línea. Y mi canción favorita es Normal Person , entre otras cosas, por el fraseo de guitarra que sale a la luz al minuto de canción aproximadamente.

Is anything as strange as a normal person?
Is anyone as cruel as a normal person?
Waiting after school, you want to know if you’re normal too
Well, are you?

I’m so confused, am I a normal person?
You know, I can’t tell if I’m a normal person, it’s true
I think I’m cool enough, but am I cruel enough…
Am I cruel enough… for you?

Break it down until everything is normal now
I know

Take their tea at two, all the normal people, they do
They burned the jungle down, while you were sleeping it grew
You dream in English now, in proper English
Look how you’re just the same as me
It’s through!

If that’s what’s normal now, I don’t want to know!
Mama, don’t make me go!

When they get excited they try to hide it (…No!)
Look at those normals go!

If that’s what’s normal now, I don’t want to know
If that’s what’s normal now…

Maybe if you have together, you can make the changes in our hearts
And if you hang together, you can change us, just where should you start?

I’ve never really ever met a normal person (…like you)

How do you do?

 

Aquí enlazo a una versión en vivo de hace un par de meses en los Capitol Studios.

 

 

Y de ese mismo concierto no me resisto a pasar por alto una maravilla de su anterior The Suburbs (2010): Sprawl II. En mayo, encabezarán junto a Pixies el Primavera Sound.

 

 

Fire!

 

 

Spotify premium & Discovery playlist

Spotify

Ya no he podido resistirme. Ante el último sms de Movistar, he picado y me he suscrito a Spotify Premium por 6 eurillos iva incluido. Espero que el tener todo a disposición en cualquier momento no me descerebre y me impida seguir comprando música en las tiendas.

Para celebrarlo recomiendo una de las varias playlists que tengo creada y a la que he nombrado como “Discovery”, aquella música que escuchas por casualidad y que guardas en algun sitio para acordarte de que tienes música del disco o artista en cuestión pendiente de cata y que merece no perderse. Una parte de ésta la confecciono a partir de lo que pillo al vuelo (mucho con la imprescindible app Shazam), y que luego busco en Spoty, o directamente de Spoty, tras leer una crítica en mis medios de referencia (Any Decent Music, Mojo, UncutRuta66 o Popular1) o ver que algún colega al que sigo tienen buen gusto musical. Espero que guste, y se aceptan recomendaciones musicales, por si merecen ser añadidas

 

Sinatra

20131114-222124.jpg

¿La teoría de los 6 grados de conexión?

1989. La banda de Atlanta, The Georgia Satellites, edita su tercer y último disco, In the Land of Salvation and Sin. Dan Baird (vocalista, principal compositor y guitarra rítmica) y Rick Richards (guitarra solista) parten peras.

1991. Ross the Boss, guitarrista de los hevilongos Manowar, abandona el metal para reunirse con  la formación original (Manitoba, Shernoff y Scott Kempner) de su grupo punk The Dictators.

1991. Izzy Stradlin, guitarrista de Guns n’Roses, abandona a Axl Rose y su banda justo cuando eran la banda más importante del planeta, al poco de iniciar la gira de Use your Illusion (I & II).

1992. Dan Baird edita su primer disco en solitario (Love songs for the hearing impaired) y lo propio hace Izzy Stradlin al frente de su nueva banda, los Ju Ju Hounds, en la que cuenta con Rick Richards como solista. En diciembre de aquél año, Izzy Stradlin y Rick Richards se presentan en directo con los Ju Ju Hounds en Barcelona en un mítico y sudoroso concierto, en una de las semanas más recordadas por los rockeros de mi generación. Entre el público, varios fans no dejamos de animar a Rick al grito de “Satellites!”.

2002. Dan Baird forma un nuevo grupo de nombre The Yayhoos, en el que cuenta entre otros con Eric “Roscoe” Ambel, guitarrista de Del Lords, grupo que formó a principios de los 80′s junto al ex Dictators, Scott Kempner. Por fin, Dan decide pasarse por Barcelona y se estrena en directo en La Boite demostrando que es uno de los grandes del rock’n’roll. A partir de ahí, Baird se convierte en un asiduo de nuestros escenarios, últimamente comandando a otro grupazo, los Homemade Sin.

2003. Los Dictators actúan por primera vez en Barcelona con su formación clásica, con Scott “Top Ten” Kempner entre ellos. ¡Tremendos!

(bla, bla, bla)

2013 (10 de noviembre). Rick Richards actúa por segunda vez en Barcelona, esta vez en el Rocksound, empuñando guitarra con los Western Sizzlers y teloneando a… The Del Lords, con Scott Kempner y Eric Ambel a las voces y guitarras.  Curiosamente, justo al lado del escenario, en la parte donde Rick se sitúa, hay colgado un cartel del concierto que dio con Izzy Stradlin y los Ju Ju Hounds hace la friolera ya de 21 años.

Pues todos estos flashes me asaltaron la noche del sábado a ritmo de rock’n’roll: Georgia Satellites, Dan Baird, Rick Richards, Izzy Stradlin, Scott Kempner, Eric Ambel, Del Lords, Dictators, Manowar… y Lou Reed, en el momento en que Del Lords homenajearon a su vecino de barrio con el Waiting for my man de la Velvet  Underground… tema que acostumbraban a tocar en directo los Georgia Satellites y también Dan Baird… poco antes de que el propio Kemper nos recordase que fue parte de los Dictators  y arremetiese con una versión del dictatoriano Stay with Me adaptada al sonido Del Lords… unos Del Lords con Frank Funaro a la batería, ex miembro a su vez de los fantásticos Cracker… y todo ello después de que Rick Richards, una hora antes, recordase sus inicios con los Satellites con un brutal The race is on, que grabaron en el Ep Keep the Faith (1986). Todo ello parece un ejemplo de la teoría de los 6 grados de conexión… o las conexiones de primer grado.

Rick Richards con Dain Baird (Georgia Satellites) en 1986

Rick Richards con Izzy Stradlin (Ju Ju Hounds) en 1992

Scott Kempner (el de la Fender azul) con los Dictators, interpretando Stay with me en Barcelona en 2008

Stay with me, versión Del Lords.

Scott Kempner y Eric Ambel con Del Lords, tema que abre su último disco.

No leáis

Una de emprendedores. ¿Saben aquel que diu que va un loco y abre una librería en Barcelona en los tiempos que corren? La librería en cuestión tiene un nombre provocativo, “No llegiu” (No leáis) y está ubicada en el número 20 de la calle Amistat del barrio del Poblenou de Barcelona. Un lugar amable, con sofa y butacas (y lámpara) alredor de una mesa y un espacio amplio, que deja respirar y permite echar un vistazo a los libros sin los agobios propios de los grandes centros ( a lo mejor, porque acaban de abrir y aún no está muy concurrida).

Nollegiu

Nollegiu

Su propietario es Xavier Vidal, periodista que ha trabajado antes en medios y en el Gobierno de la Generalitat y que, más allá de seguir metido en esto de la comunicación con su propia agencia, Explica’t, se ha decidido a invertir en el sueño de su vida: abrir una librería para un público determinado, el que no busca best-sellers pero sí se lanza a un clásico de todos los tiempos, un ensayo, novela negra, un clásico contemporáneo y a ese autor novel que sólo aparece en editoriales determinadas que se van creando una marca y una reputación a base de buena literatura. Libros en castellano y catalán, pero también en inglés y en francés. Y un detalle simpático: estanterías negras para la novela negra. Te recomiendo que te des una vuelta; además, justo enfrente hay una pizzeria italiana de primer nivel, Stuzzichini.

Hoy mismo, no sé si admiro más a Rául González Blanco (el 7 mítico del Madrid) o a este pequeño chalado que quiere seguir apostando por las letras, el papel y un espacio físico donde relacionarte con una pequeña comunidad lectora.

En memoria de Lou Reed

Lou Reed

Whats up, baby?

Si me lees habitualmente ya sabes que no suelo comentar las defunciones de artistas, músicos o actores. Ya se habla de ello en muchos medios y blogs, así que no me suelo sumar a la fiesta. Creo haber recordado por escrito sólo a un par de mitos cuando murieron: Joey Ramone (tengo que recuperar ese texto, lo escribí entre lágrimas y cuando en lugar de wordpress utilizaba LiveJournal… hace una década) y Paul Newman. Y tal vez algo sobre Ronnie James Dio, por el que no sentía lo mismo que por los dos anteriormente mencionados, pero le reconozco la categoría de icono del metal.

Y he pensado que Lou Reed merecía también algunas líneas por mi parte, siendo mi relación con él también un poco distante (me gustan de manera desigual discos y canciones suyas), aunque reverencial. Y voy a hacerlo a través de 5 recuerdos de los últimos dias.

 

1. El domingo por la tarde, en plena fiesta de cumpleaños infantil, chequeo twitter y leo que Lou Reed ha muerto a los 71 años tras una operación de transplante de hígado. Sorpresa, incredulidad. Escribo un tuit con mi primer sentimiento y RT algunos de los primeros artistas -de estilos variados dentro del rock- que han hecho lo propio al enterarse de la noticia: Lloyd Cole (ex Conmotions), The Gaslight Anthem y Eric Avery (Jane’s Addiction).

 

 

2. Tras dejar twitter, al instante me viene a la cabeza, cómo no, que éste hombre con cara de pocos amigos compuso esa obra de arte que te invita al lado salvaje de la ciudad con el buen rollo de Walk on the Wildside. Mi grupo, Wildside, no tomó el nombre de ahí (sino de Wildside de Motley Crue), aunque nos lo preguntaban en todas las entrevistas.

 

3. Y al anochecer, ese domingo 27/10, durante el momento de recogida tras la fiesta, y antes de otra pseudo-fiesta tribal, pongo el mítico directo de Lou Rock’n’roll animal, donde está la mejor interpretación de Sweet Jane habida y por haber. 7’48″ que empiezan con intro guitarrera para dar paso a la entrada en escena de Reed mientras suena el rockero riff de la canción. Siempre he asociado ésta con Layla de Derek and the Dominoes (el grupo de Eric Clapton y Duane Allman), sólo que la última empieza ya en clave rock y los minutos finales son de relax, casi al revés que Jane. Pero 7 minutos largos de historia en cualquier caso.

 

 

4. Recuerdo haber visto en directo a Lou Reed en 3 ocasiones. La primera en el Palau de la Música de Barcelona en 1992, gira de presentación de Magic & Loss, disco bueno pero deprimente. Gran concierto. Luego en unas fiestas de la Merçè, donde tocó gratis en la plaza  de la Catedral ante tanta gente que apenas vimos algo desde lejos y aguantando media hora. Agobio. Y la tercera, hará una década, en Razzmatazz, presentando alguno (no sé cual) de sus intrascendentes últimos discos.

 

5. New York. Lou Reed es New York. Y el disco homónimo que publicó en 1988 es espectacular, mi favorito probablemente, más que el mítico Transformer. Magnético de la primera a la última.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jazzfreebird

Menos mal que hay aún mucha gente ahí fuera ansiosa por descubrir nuevos mundos, asumir nuevos riesgos, y abrir la mente a nuevas experiencias. Uno de ellos es Jordi Sánchez-Crespo, abogado, melómano y  runner entre otras cosas. Nos conocimos un dia, hace unos pocos años, a través de la lectura de nuestros respectivos blocs rockeros. Y resultó que teníamos múltiples coincidencias desde hacía más de veinte años.

Jordi publicó bajo SanFreeBird72 durante muchos años, hasta que se empezó a cansar de escuchar rock y escrbrir sobre ello, al tiempo que se interesaba por el jazz. Y su pasión ha dado origen a un nuevo blog temático, éste llamado Jazzfreebird, como él mismo explica.  A mi también me gusta bastante el jazz, pero no me conseguido meterme a fondo como él. Tal vez, leyendóle ahora, consiga aprender de una vez por todas. Se ha pasado del blogger al wordpress, y este el sitio: http://sanfb72.wordpress.com/

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.938 seguidores

%d personas les gusta esto: