Fiesta en La Bolsa

Howard Roffman Rings The NYSE Opening Bell

Los americanos hacen espectáculo y negocio de todo. Incluso del (y en el ) mercado de valores de Wall Street, el NYSE.
En el informativo matinal de la CNN conectan todos los dias a las 15.30h hora española con la bolsa Americana y allí cada dia tienen a una empresa o personaje haciendo sonar desde el estrado la campana de inicio de la sesión (también lo mismo, al cierre). Detrás, enfrente, arriba, en la calle. Donde haga falta, hay publicidad de la empresa en cuestión.
Entre las aperturas más curiosas, he visto la de Lays (las snacks) promocionando bolsas de patatas campesina; a los Pitufos, en el estreno de su peli; hace poco al delantero ex barcelonista David Villa y sus colegas del New York City Football Club (la franquicia del Manchester City). Incluso en el 2009 estuvoA Darth Vadder acompañado de los soldados imperiales.

Esta semana creo estaban los de Etsy, un marketplace de artesanías y productos vintage valorado en 1.800 millones de dólares y que hoy se estrenaba cotizando en el mercado de valores tecnológicos (NASDAQ), con lanzamiento de confetti incluido. Y hoy/ayer abrían Party City, la empresa líder de productos para fiestas, con circo promocional en la calle, aunque los campaneros eran muy seriotes . ¡Un festival casi todos los días! Os dejo con el video de los Pitufos, pero si quieres más, Watch Today’s Bells es la sección web del NYSE destinada a ello. The show must go on!

 

 

Las listas

Equip Collboni

Ya de pequeño me interesaban las listas. Era un adicto a la lista del Billboard y a la de los 40 principales, antes de decantarme por el rock. También a las listas deportivas, que eran parecidas a las otras, pero con el profesional nombre de  “clasificaciones” y basadas en méritos reales (esfuerzo físico y competición directa) y no en pura mercadotecnia y dinero promocional. Pero hay otras listas que son también la mar de interesantes: las listas de los partidos políticos para las elecciones.

“Las listas” son la relación de personas, colocadas ordinalmente de menor a mayor (del primero al último), que representan a los partidos en cada convocatoria electoral. Estos días se habla mucho de listas y candidatos, y aún están muchas en el aire, aunque saldremos de dudas en breve. Las candidaturas se presentan ante la Junta Electoral de Zona correspondiente entre los días 15 y 20 de abril. Se proclaman por dicha Junta Electoral el día 27 del mismo mes y se publican en el Boletín Oficial de la Provincia el día 28. Por tanto, a ver si el 28 vemos en el BOP a algún amigo o vecino en algún lugar de las candidaturas de los emergentes Podemos o en Ciudadanos, que están pescando en el río revuelto de UPyD.

Comentando durante una comida la recién aprobada lista del PSC al ayuntamiento de Barcelona, que encabezará Jaume Collboni, una amiga lanzó al aire la siguiente pregunta: ¿pero desde cuando son tan importantes las listas? En una respuesta no académica diría que desde que la política es, además de tan importante, tan visible a los ojos de los ciudadanos. Las listas suponen la representación de un partido ante la sociedad. “Esta es mi gente y con ella os vamos a representar y a ayudar en la defensa de vuestros intereses. Otorgadles vuestra confianza”. Confianza, credibilidad, garantía, solvencia, representatividad, son las características esenciales que se busca al confeccionar las listas.

Como nuestro sistema electoral es de listas cerradas y bloqueadas, aquí lo tomas o lo dejas. Escoges una papeleta porque te identificas con un determinado partido, o te gusta un@ candidat@, o simplemente por eliminación. Pero hecha la selección, das tu apoyo a la lista entera, por tanto, a todas las personas que el partido de tu elección ha seleccionado. Y el cómo y por qué de esa selección es una de los aspectos más definitivos de la política. Estar o no estar. Esa parece ser la cuestión.

Empezando por arriba, el candidato suele ser la persona que dirige un partido político. Sea presidente o secretario general (de todo el partido o de un territorio), como González, Aznar, Zapatero, Rajoy, Aguirre, Chaves, Diaz o Pujol y Mas, por poner ejemplos por todos conocidos. A nivel autonómico, en España el PNV de la era Arzalluz fue una excepción. Aunque tal vez la identificación entre líder electoral y orgánico sea menor en la política local y menos aún desde que se celebran elecciones primarias, un sistema al que le hemos cogido cariño siguiendo la política americana, con obvias y abismales diferencias (en términos de procedimientos y presupuestos. El mejor ejemplo de primarias aquí es el que impulsó el PSC de Barcelona  hace un año y que dió la victoria a Collboni en unas primarias donde podía votar toda la ciudadanía, no sólo la militancia, y no sólo por internet, como en las de Podemos, sino de forma presencial, que requiere de más esfuerzo por parte del ciudadano.

De USA también hemos importado recientemente la importancia por el número 2 de la lista. En las presidenciales a la Casa Blanca, resulta trascendental la figura del futuro vice-presidente, el número 2, quien forma tandem (o ticket) con el 1, pues será quien sustituya al Presidente en caso que éste no pueda ejercer y se le da un valor superior al que haya sido elegido por el pueblo (indirectamente, eso sí, por delegados). Aunque esencialmente la figura del 2 tiene (o tenía) allí más que ver con aspectos de reequilibrio territorial.

A partir de ahí, una lista bien hecha se forma a partir de la combinación de personas de referencia en su ámbito territorial o sectorial, activas y reconocidas en sus entornos profesionales o ciudadanos, a los que se suman otras personas referentes (o al menos con cierta ascendencia) en el seno de los propios partidos. Pero además, se debe pensar en personas capacitadas para gobernar o para hacer oposición. Aunque a veces, no se da ninguna de esas circunstancias, y el líder elige a amigos, fieles -incluso parientes- y caras bonitas y fotogénicas para que le acompañen. Y si son apolíticas, mejor. Experimentemos, como escribe Santos Julià.

Las listas también se forman exclusivamente a partir de reequilibrios internos de los partidos. O sirven para colocar a ex ministros o altos cargos, o a alguien que necesita trabajo; o para contentar a una facción, grupo, corriente o colectivo. Y, por qué no,  incluso se ofrece a alguien ir a listas (o encabezar una candidatura) para sacárselo de encima. En las elecciones europeas se estilaba mucho. Y luego, así con las prisas y las inercias, el problema surge cuando colocas a alguien como Ana Mato y acaba siendo Ministra. Con lo fácil que debe ser confeccionar una lista y poder elegir a los miembros perfectos para una candidatura cuando las cosas van bien y hay candidatos a patadas para elegir y llenar listas electorales. Para las del PP en el 2011 o ahora las de Ciudadanos o Podemos en detrimento de UPyD e Izquierda Unida se amontonan los CV.

Escribo esto al mediodía, y ya pensando en la comida, caigo en la cuenta de que la elaboración de las listas es como una receta gastronómica: un poquito de esto, un poco de aquello, una pizca de allí, unos gramos de aquí, cocer a fuego lento y, voilà!, se sirven en caliente y a ver qué pasa. Y es que son muchos otros los factores a considerar. ¿Paridad de hombres y mujeres? De acuerdo, pero no es nada simple. El sistema entiende por paridad que al menos un 40% de la lista se reserve a uno de los géneros, masculino o (generalmente) el femenino. Y aunque parezca fácilmente aplicable, la realidad es tozuda. Que se lo pregunten a Podemos o al gobierno griego de Syriza, donde la paridad no se acaba de entender bien. Pero podemos complicarlo si se pretende paridad absoluta (50%) y bajo la fórmula cremallera: hombre, mujer, hombre, mujer… o viceversa. Ya sabemos que toda cremallera se astaca en algún diente.

Ah! Y luego hay que tener en cuenta otros factores con los que combinar la mezcla: la edad (jóvenes, viejos, mediopensionistas); la renovación y la limitación de mandatos; el tirón popular, real o supuesto de gente del deporte, la comunicación o la cultura (Toni Cantó en UPyD, Juanjo Puigcorbé en ERC, Marta Domínguez, en el PP,  Fernando Delgado en el PSOE valenciano, por citar algunos que me vienen rápido a la memoria). Muchos de los personajes populares suelen cerrar la lista, a modo de apoyo simbólico y lugar honorífico. Así que, por todo ello,  resulta interesante repasarse las listas enteras de cada partido y recurrir al ejercicio del busque-compare-y-si-encuentra-algo-mejor…. Estamos a 5 semanas de la cita electoral. Empieza la cuenta atrás.

 

Billie at 100

Billie Holiday at 100

Se cumplen hoy 100 años, un siglo, del nacimiento  de Billy Holiday en la ciudad americana de Philadelphia. A los 15 años ya empezó a cantar en clubs y a los 18 grabó su primer disco. Voz desde las entrañas, dolor desde el corazón. Artista esencial, su música es atemporal. Recomiendo un vistazo a su web, de las mejores y más completas que he visto en el ámbito musical y un repas a su talento, que en Spotify está casi todo.

Van Halen de nuevo sobre los escenarios

Van Halen presenta Tokyo Dome live en el show de Jimmy Kimmel

Tras su triunfal regreso discográfico hace tres años, Van Halen nos dejaron con la miel en los labios al anunciar la súbita suspensión de una gira que se especulaba podía tener alcance europeo. Para resarcirnos, este 2015 retoman actividad con la edición este mes de un álbum en directo, Tokyo Dome live in concert, grabado en sus conciertos japoneses en aquella gira en junio del 2013 y que supone el primero de toda su carrera con el vocalista original y titular David Lee Roth.

A la edición del disco le seguirá una nueva gira por Norteamérica (de momento son las únicas fechas anunciadas) cuya presentación ha tenido lugar esta última semana en el late nite de Jimmy Kimmel en la televisión yankee ABC con un set de 8 temas: Panama, Runnin’ With the Devil, Hot For Teacher, You Really Got Me, Dance the Night Away, Unchained, Eruption y Ain’t Talkin’ ’bout Love. Como se puede ver en el video, aunque el grupo muestra ya aspecto stoniano y vejuno (esa perilla totalmente blanca de Eddie y las arrugas de su hermano Alex son sintómaticas) su directo sigue sonando a gloria y la interpretacion resulta convincente, por más que a Roth le siguen cayendo críticas por cantar a su aire.

Pero volviendo al video, lo que no se ve en pantalla es el incidente ocurrido justo en el tema inicial, Panamá. Aparece David Lee Roth manejando el pie de micro cual bastón de majorette y a los pocos segundos se aprecian un par de esparadrapos cubriendo su nariz. Según se cuenta, lo que en la imagen se corta (los productores del show ni mencionaron el incidente) es el golpe que se dió el vocalista haciendo esos malabares, por el que tuvo que retirarse unos instantes mientras el resto de la banda deleitaba a la audiencia alargando la intro instrumental y con un solo improvisado de Eddie Van Halen. A su vuelta, y con 14 puntos de sutura, el grupo inició el repertorio según lo previsto.

 

 

 

Crónica de una dominación cultural

Indies hipsters y gafapastas, de victor Lenore

Indies, hipsters y gafapastas-Crónica de una dominación cultural es desde hace unos meses uno de los libros de moda de la sección música/cultura de las librerías del país. Su autor, Victor Lenore, es un agitador cultural nato, fundador y colaborador de movimientos sociales y culturales alternativos (a destacar Ladinamo o el sello independiente Acuarela), aunque ha colaborado mucho en medios de comunicación de derechas (ABC, La Razón o El Confidencial), y haciendo honor a su trayectoria decide revolverse contra el movimiento hipster que él y sus colegas de RockdeLux y el resto de modernetes del país decidieron encumbrar en los 90’s.

Visto desde el sector rockero (el que los gafapasta denominaban rockista) la cosa ya tenía más pompa que fondo en su momento, pero gracias a Lenore consigues confirmar a base de ejemplos de aquí y de más allí que el hipsterismo era (y es) justo lo que parecía (y parece): una moda que a cierta gente interesa encumbrar y a cierta industria aprovechar. Un escaparate con ínfulas de contracultura antisistema pero muy integrado en el sistema, donde la etiqueta parece llevar a la izquierda pero el fondo está a la derecha, donde el individualismo prima sobre el colectivismo, donde el prejuicio y el desconocimiento está a la orden del día. Lucha de clases, con indies, hipsters y gafapastas de clase media mirando por encima del hombro al resto (“Ya que no cobramos mucho más dinero que los obreros, al menos marquemos distancias estéticas”). Y cuanto más jóvenes, peor.

El libro es divertido y una interesante crónica político-social de un país en cambios que se deja fácilmente llevar por las modas. Así, se pueden leer -y compartir- frases como “La hegemonía cultural, en gran parte, consiste en decir a quien se perdona y a quién no”. Tanto es así, que según vas leyendo, el libro empieza a destilar un aroma podemita y, ya con la mosca detrás de la oreja, llegas al último capítulo que resulta una buena apología del 15M y lo que se deriva… tras dejar ya arrinconada en capítulos anteriores a Izquierda Unida, formación a la que Lenore se había acercado.

Aunque, dicho queda, Lenore se aproxima a la actual novedad con la objetividad del descreído que ya estuvo antes en “lo nuevo” y entiende las contradicciones: “Es desolador acudir a una convocatoria de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y que un grupo de activistas cool pasen el rato pegados a sus iphones intercambiando chistes en Twittter contra la vieja izquierda de la que provenían muchas personas que se habían acercado a impedir un deshaucio. Está claro que hay muchas críticas válidas que hacer a la izquierda tradicional, desde su machismo a su rigidez teórica pero eso no debería pasar por crear pequeñas élites dentro de los movimientos sociales”.

Y se demuestra buen conocedor del ambiente cultural de mi ciudad: “En Barcelona, la fusión de la cultura hipster y las élites de la ciudad es más evidente que en ningún otro lugar (…) dan la impresión de que entre todos -políticos, periodistas, artistas…- están construyendo la ciudad creativa”. “El Sónar es un festival pijo de Barcelona, lo cual siempre da derecho al triple de atención mediática que a Monegros, que se celebra en Huesca y suele atraer a público de clase trabajadora”.

Pero volviendo a lo inmediato del libro, sus 150 páginas se devoran en un par de bocados y nos deja buenos titulares y reflexiones interesantes: “[En la Transición] la industria discográfica española logró segregar toda la música de clase trabajadora condenándola al circuito de casetes de gasolinera”. “Páginas web como Jot Down, substitulada Contemporary Culture Magazine, muestran a la perfección ese tono altivo del licenciado en periodismo que sabe más inglés que la media y no está dispuesto a que lo olvidemos en ninguno de sus párrafos”.

Una vez leído, confirmo que merece la recomendación. Tal vez, y en primer lugar, porque se agradece el sano enfoque con el que el propio Lenore destripa al movimiento (“Este ejército de estetas altivos y alienados, donde yo milité muchos años en la rama de periodismo…”) y a sus iconos (comparar al ejecutivo publicitario Don Draper de Mad Men con los galanes de las novelas rosa de Corín Tellado), dejando constancia que todo el mundo tiene derecho a encumbrar y derribar a diestro y siniestro, y naturalmente a equivocarse.

 

1, 2, 3… Shazam!

shazambrand-7cca5ad9

Alguien escribió hace un tiempo (y creo que fue Toni Castarnado en su facebook) algo así como que debería salir del armario el tipo que pone la música en la Guía y el Yomvi del Canal+. Cuánta razón tiene. Debe ser el único hilo musical del mundo donde lo que suena es música de verdad. Te pones a buscar una película o una serie y acabas encontrando una canción! Ahí descubrí, por ejemplo, a City and Colour, el proyecto de Dallas Green. O incluso el Breathe de SiaPara quienes no acostumbramos a descubrir música por la radiofórmula, el tener un canal de audio con una buena e inesperada selección musical reconforta.

Pero lo mejor es que encima, sin tener que aguantar a un DJ plomazo, consigues enterarte de la canción que te gusta. Para ello está Shazam, posiblemente mi app favorita de entre las que tengo en el smartphone. Un nombre que recuerda a magia. Suena música, le das al Ok para shazamear, y en uno segundos tienes minuto y resultado, o sea, canción y artista y toda su información relacionada. Y también me sirve cuando en el coche suena algo que no reconozco, bien desde la radio, bien desde algun recopilatorio sin portada en el que no sé ni lo que llegué a grabar. Alguna vez Shazam te devuelve un “no encontrado”, algo frustrante claro está, aunque no es frecuente; suele ocurrir si se trata de una novedad indie.

Creada en el 2002, en Nueva York, actualmente cuenta con más de 100 millones de usuarios (casi el doble que Spotify, que tiene unos 60) y un valor en el mercado de 1000 millones de dólares. Una minucia por descubirnos música, o sea, oro.

 

 

The Waterboys, Modern Blues (2015)

141014waterboysw

Veinticuatro años de carrera, trece discos, un super éxito ya en 1985 (The Whole of The Moon) y ¡51 músicos! que han pasado por sus filas, son la base de la carrera de Mike Scott y sus Waterboys, una de esas bandas que dignifica el rock allá por donde pasen. Deudores de la mejor tradición musical de las islas británicas (rock, blues, r&b, celta), quienes les perdieron la pista tras sus éxitosos trabajos de los 80’s (This is the Sea y Fisherman Blues, especialmente), o ya tras su separación en 1994, se han perdido una de las mejores resurrecciones de la escena rockera.

Ni un disco malo desde a Rock in the Weary Land (2000), en realidad, los seis notables y a los que se suma éste Modern Blues, sin duda el primer gran disco de este 2015 y desde ya, uno de las obras esenciales de la discografía de The Wateboys. Destinies Entwined, I Can See Elvis, The Girl Who Slept for Scotland, November Tale, Beautiful Now o Long Strange Golden Road son todas ellas de lo más destacado de este trabajo, compitiendo entre si y a la par por convertirse en la “canción perfecta”.

 

Me pregunto cuánta gente actualmente puede competir con la sapiencia musical de Mike Scott. Pocos sin duda. Y no me extraña vistas sus influencias. No te pierdas la colección de playlists que durante estas semanas, y en el aire cada viernes, estárá publicando cada miembro de la banda en Spotify. Empieza Mike Scott, y bajo el título de “Now That’s What I Call Good Lyrics”, está disponible aquí.

 

 

Jordi Tardà. RIP (Riff) #parauladestone

Jordi Tardà  / Tarda Tardà

[En homenaje a Jordi Tardà, fallecido el pasado 28 de febrero a causa de problemas respiratorios, recupero esta entrada de mi blog publicada originalmente en el año 2008 a propósito de la creación del museo del rock en Barcelona. Estos dias he averiguado que su programa era el programa de rock más longevo de Europa. Gràcies Jordi]

 

El locutor radiofónico Jordi Tardà ha anunciado que cede toda su colección de memorabilia rockera al nuevo museo del rock que se creará en Barcelona, en el nuevo recinto que se está edificando sobre los cimientos de la antigua plaza de toros de Las Arenas. Tardà es uno de los mayores coleccionistas de rock que existe en España y Europa y ha sido uno de los principales impulsores de la cultura rock en nuestro país. A él, entre otros, le debo mi pasión por el rock.

Su bio es más o menos así. Jordi Tardá se inició en esto del rock de joven, según cuenta él, cuando su hermano lo encerró un dia en un habitación y le fue machacando los tímpanos con las canciones de los Rolling Stones. Empezó a frecuentar a los importadores de discos y al poco entró en contacto con Gay Mercader, el promotor hispano por excelencia, para quien trabajó en las primeras giras internacionales que llegaron aquí (los Stones, Emerson Lake & Palmer, etc,) allá por los setenta. Cuando se fundó Catalunya Ràdio, en el 83 (la semana pasada se cumplían sus 25 primeros años de existencia), Tardá se ocupó de llenar las ondas de rockandroll las tardes de los sábados con un programa ya clásico: Tarda Tardá (o sea, tarde Tardà).

Yo descubrí ese programa casi por casualidad, en 1984, diría que coincidiendo con la visita de Springsteen a Europa en la gira de Born in the USA. Tardà organizó viajes a Montpellier para verlo y, a partir de ahí, los viajes y los bootlegs que radiaba fueron la marca de la casa. Recuerdo que por aquella época dejé de ver los dibujos y las películas los sábados por la tarde, pues me hice adicto a su programa. Cada semana grababa esos conciertos y los discos nuevos que presentaba, y no perdía las noticias musicales, para ver si me iba enterando de la historia; incluso si tenía que irme con mis padres fuera, me llevaba mi radiocassette para no perderme el programa y tener a mano un chisme con el que grabar el concierto de turno.

También Tardá fue fundador de la Feria del Disco de Coleccionista de Catalunya, una pequeña cita que se convirtió con los años en un gran evento de asistencia obligada durante muchos años para pillar material de importación y piratas y de la que guardo grandes recuerdos y anécdotas. Pero las redadas antipirateria chafaron la gracia de la feria (también la era internet y la facilidad con la que se empezaban a conseguir los discos aquí) y Tardá lo dejó, siendo su feria sustituida por otra de igual tamaño pero menos encanto.

Con los años, Tardà quedó musicalmente algo desfasado -su programa pasó por diversas franjas horarias hasta recalar en esa especie de segundo canal de Catalunya Radio que es iCat FM-, y dejé de escucharlo, aunque es cierto que entre su programa y el Popular1 aprendí demasiado, y tuve que recurrir a nuevas fuentes (De 4 a 3, el programa de Paco Pérez Brian en Radio3, por ejemplo).

El último contacto que tuve con él fue hace un par o tres de años en Londres, cuando me lo encontré en una tienda de discos del Soho al dia siguiente del concierto de John Fogerty en la tremenda gira de The Long Road. En nuestra breve charla me confesó que jamás había visto a Fogerty y me sorprendió sobremanera que me dijese que no era especialmente fan del creador de los himnos de la Creedence Clearwater Revival, sino que habían acudido al show por su chica, Romy, que es la auténtica fan. ¡Manda güevos! con la lagrimilla que me caía a mi presenciando a uno de mis ídolos tocar todos sus hits de los 60’s y 70’s y este gran divulgador del rock de los Stones y Springsteen no alucinaba con la CCR.

En cualquier caso, nunca recibirá el suficiente reconocimiento por lo que ha hecho por popularizar el rock -y esa forma de vivirlo- entre nosotros. Tal vez, la noticia de la creación del museo, que es para celebrarla pues tiene precedentes exitosos como la exposición que el mismo organizó en el Palau Robert de Barcelona hace algunos años, sea una buena forma de  hacerlo.

Sin comentarios

Suele ocurrir que una vez te has pasado un fin de semana instalando una web o cambiando de tema (plantilla de la web), te das cuenta que algo falla o falta. Largo, la plantilla que estoy utilizando, apenas tiene fallos. Es deudora de la estética de la emergente plataforma Medium, y visualmente es muy potente con la ayuda del plugin Aesop Engine Story. Pero, sí, también tiene algo que no funciona: el sistema de visualización de los comentarios.

Si lees un post, verás que a la derecha de cada párrafo, en una esquina, aparece un signo “+”. Ése es el lugar para escribir comentarios y aparecen justo al lado del texto. El problema, es que resulta tan sofisticado y novedoso, que el 95% de los lectores no lo saben. Malo. Un blog sin comentarios es como un predicador en una iglesia vacía. ¿A quién evangelizas así? ¿Con quien compartes tus reflexiones? ¿De quién aceptas críticas o con quien contrastas informaciones?

Los autores de la plantilla se han dado cuenta y dicen que empezarán a trabajar para crear un sistema opcional que permita habilitar comentarios en la forma tradicional. Perfecto, pero mientras ¿que hacemos? Aguanto? Cambio de plantilla? No tengo mucho tiempo para ir cambiando la visualización del bloc, pero creo qu la deficiencia es importante.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.151 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: