The Art Genome Project (Artsy.net)

Artsy: Art Genome Project

A raíz del artículo que publiqué hace un año en mi blog sobre el artista chino Ai WeiWei, recibí un correo el otro día desde Artsy.net invitándome a conocer (y dar a su conocer) su página sobre dicho artista: https://www.artsy.net/artist/ai-weiwei.

Allí que me voy y me encuentro con una especie de Allmusic.com (una guía de referencia del mundo de la música) pero especializada en arte y con una misión clara: hacer accesible el mundo del arte a cualquiera con acceso a internet, así como un recurso para el coleccionismo de arte y la educación. Bajo un bonito diseño, puedes encontrar allí información completa y agrupada sobre montones de artistas (unos 40.000): biografía, obra, exposiciones, artículos, publicaciones específicas y artistas relacionados. Pero además Artsy funciona como un marketplace, con alrededor de 200.000 obras a la venta a precios que van de los 100 dólares hasta el millón, y una guía-magazine de actualidad con toda la información y artículos sobre las ferias, galerías, subastas, etc.

En el magazine me ha llamado la atención el uso de la narrativa transmedia Así, en un artículo sobre la Biennal de Venecia nos cuentan que los pabellones de Ucrania, India y Pakistán e Islandia abordan de frente sus conflictos políticos nacionales, y lo hacen con texto escrito y además acompañado de videos de cada uno de los pabellones, con texto sobreimpreso en lugar de voz en off para explicar el contenido. No es de gran calidad pero la idea es buena y efectiva. También me ha llamado la atención que en su web no enlazan directamente a los markets de Apple y Google Play para que puedas descargarte directamente su app, sino que te piden un teléfono para hacerte llegar un mensaje con el link a la descarga.

Fundada en el 2009 en Nueva York, Artsy cuenta con más de un centener de empleados y ha conseguido 50 millones de financiación en 6 rondas de financiación desde entonces. Una web de referencia, y un proyecto inteligente sin duda. Y buena prueba es que entre sus particularidades destacaría The Art Genome Project, un sistema que cartografía el arte a través de la historia por medio de un sistema tecnológico que rastrea y combina mil características o “genes”, como ellos mismos describen. Estos genes no son etiquetas, que son binarias (o son on o son) sino que están formadas por una escala de valor de 0 a 100 según el grado de relevancia de la característica en relación al sujeto/objeto de referencia. Parece el algoritmo perfecto, aunque un experto, el profesor de Georgetown Martin Irvine, se encarga de cuestionarlo, primero preguntandose por ello y poco después negándolo, con un varapalo a su supuesta vocación educativa y su eficacia relacional. ¿Estamos ante el Google del Arte?

 

 

Un señor disco: Sleater Kinney, “No cities to love” (2015)

SleaterKinney_NoCitiesToLove_cover-608x608

Podría ser al álbum del mes. En realidad de los últimos dos meses, a pesar de que se publicó en enero y para mi es ya a estas alturas, el disco del año. El regreso, una década después de su separación, de una de las bandas más valoradas del rock alternativo americano, es de esos con los que sueña todo fan. Que, aviso, nunca ha sido mi caso. Jamás me obsesionaron ni esperaba su vuelta. Pero aquí están, y yo a sus pies. ¿Habré madurado lo suficiente para entender mejor a Sleater-Kinney?

Las descubrí, como muchos, en los 90’s, con algunos buenos discos que me gustaron en su época pero que no me llevaron a seguir a fondo su andadura. Ni siquiera con su penúltimo trabajo, ya editado por Sub Pop (In the Woods, 2005), un sello que publica bien y empaqueta mejor (varios de mis discos favoritos de estos dos últimos años les pertenecen). Pero este año, al anunciarse actuación en el Primavera Sound (que me perdí!! era el viernes de AC/DC), me interesé por su nuevo material, y una cosa llevó a la otra y No Cities to Love lleva sonando semana tras semana, unas cuantas ya.

Un disco pulido pero rabioso, claro, conciso y punzante, sorpresivo y variado. No sé si lo que más me gusta de No Cities son las guitarras o la inteligente combinación de voces de Carla Brownstein y Corin Tucker, las melodías o la versatilidad de las figuras rítmicas de Janet Weiss. Sin duda los trabajadísimos riffs de sus dos guitarristas son para enmarcar. Pero creo que todo, absolutamente todo me tiene cogido, la combinación es perfecta. Los estribillos de Hey Darling o No Cities To Love; el ritmo sincopado y pseudomilitar de Gimme Love que da paso a un crescendo magistralmente breve e intenso en el minuto 1’30”; la perfecta simbiosis de punk y pop de A New Wave; o Surface Envy, como si el espíritu de Josh Homme se hubiese apoderado de una composición con una letra política y acorde con los tiempos que corren: “Ganamos, perdemos / Pero sólo juntos rompemos las reglas / Ganamos, perdemos / Pero sólo juntos hacemos las reglas”. Pocos discos tan perfectos he escuchado en los últimos años.

 

 

Rock’n’roll weekend (to the max)

ZZTOP-ARF

Fin de semana guitarrero el del 19 al 21. Azkena Rock Festival en Vitoria, esto es, música, gastronomía y colegas foreros, y Kiss, maquillaje, show business y rock and roll all nite, en Barcelona a la vuelta. Una decena de conciertos bien vistos en 3 dias.

 

Azkena (I) Viernes 19.

La previa, la comida: El Sagartoki ya no es lo que era. Cocina fusión y DJ ambiental. Aunque siguen haciendo como nadie el chuletón y para qué negarlo, nos sentó todo de miedo. Ya a media tarde, primer concierto: Dubrovnicks, australianos con dos álbumes soberbios de “turbo rock” a principios de los 90’s pero que en directo, recién reunidos, no acabaron de dar la talla, especialmente cuando el bajista se hacía cargo de las voces.

JD McPherson lidera un combo de rock’n’roll de gran nivel, con brillo especial para el contrabajista. Un desconocido al que valió la pena descubrir mientras hacíamos tiempo para volver a ver, 20 años después, a D Generation. El grupo neoyorkino llevaron el glam punk a lo más alto en los 90s y muchos aún guardamos el recuerdo de su show en Zeleste con  Green Day, donde obviamente se comieron al popular trío. Reunidos con formación original al completo, ofrecieron una lección de rock y actitud, con un Jesse Malin al frente por el que no ha hecho mella su reciente época de rockero más clásico.

 

A la hora de la cena, Television interpretaron su clásicos Marquee Moon. Muy bonito todo, pero unos sosainas en el escenario. Escuchar el disco sabe a más que verlos en vivo y desde luego, sigo sin entender qué debían pintar entre los punks del CBGB a finales de los 70’s. Luego, la gente se dividió entre los canadienses lisérgicos Black Mountain y los americanos Lee Bains III & the Glory Fires. Yo me decanté por éstos últimos, esperando que ardiese el escenario con los sonidos de su disco Dereconstructed, rock canalla con sangre sureña (Georgia y Alabama), con una sección rítmica arolladora y un líder, Lee Bains, ex Dexateens, que no dio tregua. En otoño, gira por salas. No puedes faltar, ¡ya lo sabes!

Y llegó el momento del grupo más grande (y más viejo también) del festival. ZZ Top, que a mi me gustaron. Tal vez fui de los pocos que los disfruté, pero es que mi anterior experiencia con el trío tejano, en 1998 creo en un desangelado Palau d’Esports, fue deplorable. Se arrastran un poco, como los riffs de Gibbons, y recorren tanto su discografía, que el tramo central de concierto flojea. Pero tuvieron grandes momentos y un decena de hits ante los que no puedes permanecer impasible. Cheap Sunglasses, Gimme all your lovin’, Legs, Got me under pressure, Tush y La Grange son historia viva del rock’n’roll. A L7 no llegué vivo. Me las perdí en los 90s, en su mítico concierto con Faith No More en Barcelona y la espalda y el cansancio me pudo ese viernes en Vitoria. Espero que esta reunión no sea pasajera y pueda verlas en sala.

 

Azkena (II). Sábado 20.

El día empieza y me entero que algunos compañeros de viaje se van a jugar a basket y fútbol tras la resaca y el cansancio de la noche anterior. Lo curioso es que no les pasará factura la noche siguiente! Pero vamos al guitarreo.

El problema de este ARF ha sido en mi opinión las actuaciones que se solapaban. En el Primavera Sound ya sabes que te pierdes casi todo, por exceso, pero también sabes que puedes ver 20 minutos a un grupo y luego irte a otro. En el Azkena este año no. Salvo los del escenario principal, los conciertos de los otros dos escenarios coincidían exactamente a la misma hora, así que o te decantabas por el escenario alternativo o por el de rock más clásico. Y en éste empezamos la segunda jornada, viendo a The Outside Hours, grupo catalán con un blues-rock-garagero bien ensamblado, y dejando en el olvido a Eagles of Death Metal, cachondos pero ya vistos.

A las 19.45 directos al escenario principal a ver a Cracker, previsiblemente uno de los grandes conciertos del ARF, a la postre, el mejor. Aunque deberían ocupar el horario central del festival, su semiéxito en los 90’s no les ha hecho aún acreedores de mejores horarios, a pesar de una carrera envidiable (ni un disco malo) y un directo sólido. Sin duda, demostraron que son uno de los mejores grupos desconocidos del planeta, con un compositor y vocalista brillante como es David Lowery y, uno de los más infravalorados guitarristas de la actualidad, Johnny Hickman.

 

Reigning Sound, rock’n’roll de Memphis comandado por Greg Cartwright, no hacen justicia a sus canciones. Con una capacidad innata para componer y actualizar el sonido de los Sun Studios, en directo suenan brutales… con los ojos cerrados. El grupo permanece muy estático (algo menos que cuando les via hace unos años en Apolo), y en especial su bajista, que no parece disfrutar la experiencia de subirse a un escenario. Con que escuches sus discos, suficiente, aunque algunos disfrutamos la actuación, a pesar de los pesares.

La ración metalera de la noche empezó con Mastodon, que no me acaban de convencer, y finalizó con los noruegos Kvelertak, tremendos, brutos, salvajes, con un metal-hardcore contagioso y anfetamínico. La mitad de la actitud de todas las bandas festival se la llevaron ellos solos. Visto su show, no sé cómo reaccionarían los asistentes al Primavera Sound el pasado año. En medio de ambas bandas, John Paul Keith, una recreación de Buddy Holly con bonito repertorio y un dominio especial de la Telecaster.

Aquí os dejo con un fantástico resumen en video y una playlist para acabar de disfrutar lo que fue el ARF.

 

Kiss, domingo 21

La vida tiene mucho de deja-vu. Hace unos años volvíamos del Azkena para ver la actuación de Aerosmith en el Sant Jordi. Un Azkena con Kiss y Chris Isaak, y cuya víspera nos trajo también a Kiss el jueves en Barcelona. O sea, cuatro dias enteros de rock’n’roll. Y algo parecido tuvo este pasado fin de semana. Vuelta de Vitoria con Kiss que nos esperaban para un espectáculo casi familiar, con muchos niños y montones de maquillaje entre el publico. Y es que a esta banda hay que verla varias veces en la vida (5 llevo yo), y llevar a tu descendencia a semejante espectáculo forma parte de la herencia cultural que, sí o sí, debes dejarles.

Volviendo al concierto, buen show como no podía ser de otra forma, gran montaje, fantásticos efectos y buen repertorio, no tan bueno como el de la anterior gira pero repleto de hits coreables. A pesar de que sigo echando en falta Heaven’s on fire o Strutter, que llevan años escondiéndolaa, y que Crazy Nights debería volver al setlist. Lo más destacable, y me habían avisado, la poca voz de Paul Stanley, lo cual permite pensar que el repertorio se acaba formando con el material de Gene Simmons, erigido casi en vocalista principal.

Descubriendo a Showalten

StrandofOaks-Primavera

Hay artistas que llegan a hacerse grandes porque tienen mucha promoción (ergo, dinero) a su disposición. Otros lo consiguen por un golpe de suerte, pues siendo buenos se encuentran en el momento justo y en el lugar adecuado. En tercer lugar, están aquellos que son buenos a simple vista, fáciles de etiquetar y, por lo tanto, de asociar, pero que resultan aún mejores a cada nueva oportunidad de demostrarlo. Strand of Oaks están en este grupo.

Procedentes de Philadelphia, el grupo liderado por Tim Showalten, barbudo líder de aspecto sureño, parecen haber dado en el clavo con su quinto disco Heal (2014). Su sonido combina sin estridencias el sonido de los 70’s y los 90’s con alguna dosis de sintetizador ochentero, han dado con grandes canciones con cierta épica a la vez que inmediatez, y pueden satisfacer los paladares de un público de amplio espectro. Parecen auténticos, denotan querencia por las guitarras y en  Primavera Sound demostraron tener un directo voraz. Todo un descubrimiento. Escucha Heal  y no te guíes sólo por los tres primeros temas. Goshen ’97, Shut in, Woke up to the light y JM son lo que dan coherencia a su sonido. ¿Mascis meets Bon Iver? En el fondo Showalten es Neil Young tras fichar por Geffen, queriendo probarlo todo entre 1982 y 1991. Y la fórmula funciona. ¿A qué sí, Willy?

 

 

Escuchas/Abril

Un breve repaso a lo último, a los discos o canciones, que he estado escuchando con asiduidad, estas últimas semanas. La mayoría son novedades, pero no excusivamente. A ver si las disfrutas tanto como yo.

Elektra, avance del ultimísimo disco Freedom del grupo hardcore Refused, el primero desde su aclamado The shape of punk to come (1998).

Aprovechando que  el dúo Little Hurricane tocaban esta última semana en Barcelona recuperé su último trabajo, Gold Fever (2014), disco tremendo a pesar de que su directo ha resultado decepcionante (opinión generalizada en la sala Rocksound).

El líder de The Killers, Brandon Flowers,  vuelve a publicar en solitario con sonido tan 80’s con el que tan cómodo se siente. Como Shot in the Dark, último tema grabado hasta ahora con su banda, éste Lonely Town, es el mejor de los tres avances de su próximo disco, The Direct Effect, que se publica este mayo. Los mejores discípulos de  Duran Duran desde Duran Duran.

Gritando en Silencio van directos al grano: La Edad de Mierda es su nuevo disco, rock directo recuperando el sonido callejero español de clásicos como Rosendo, Barricada et al.

La prueba de que siguen surgiendo grandes grupos guitarreros en España, aunque no suenen mucho a nivel masivo, la tenemos en el grupo de Vic Ohios o en los madrileños Biznaga, que junto a Mujeres y otros tantos, organizaron un festival en la2 de Apolo el 30 de abril y 1 de mayo. Recupero el de Biznaga, discazo, mala leche y energía a raudales.

A Lord Huron los descubrí de pasada hace un par de semanas, esuchando en Spotify las novedades del momento (playlist Novedades Martes). Grupo de indie folk del estado americano de Michigan cuyo Strange Tails es un disco completísimo, repleto de grandes canciones, entre las cuales no me canso de escuchar Hurricane o Meet me in the Woods.

Un disco que he sacado del baúl de los recuerdos, Communiqué de Dire Straits. Sí, ya sé que hablar de Dire Stratis suena fatal, pero sus cinco primeros discos me siguen pareciendo magníficos treinta años después. Este es el segundo y contine maravillas como Once upon a time in the west, Lady Writer, o Where do you think you’re going.

Y para acabar, recomiendo nuevamente el último trabajo de los Waterboys. Que se no se os pase, que además en septiembre estarán tocando por aquí.

 

 

 

 

 

Sedientos! BB Sin Sed de nuevo en acción

BBSinSed-Apolo20140424

Poco imaginaba que volverían a tocar BB Sin Sed, y menos aún que los disfrutaría tanto. Pero así fue. Un par de bolos recientes en Salamandra y Rocksound,  a modo de “vamos a ver qué pasa”, y por fin una actuación en toda regla: 24 de abril en La2 de Apolo, en concierto promovido por Ruta66 y teloneados por Biscuit, bandaza de power pop de Vilanova i la Geltrú con varios años de carrera ya a sus espaldas.

Siendo un fan del rock (que no del pop) español de los 80’s y primeros 90’s, BB sin Sed fueron uno de esos grupos españoles a los que descubrí una tarde, en 1990, cuando telonearon a los Ramones en el Palau d’Esports. Como es de imaginar, de aquel concierto sólo recuerdo su mal sonido, pues la impaciencia por mi estreno ramoniano me podía.

Fue realmente fue en 1992, con la edición de Casa Doce, cuando me di por enterado de quienes eran y cómo se las gastaban los de Sabadell. Fue el año en que empecé a hacer mis pinitos musicales con mi grupo, Wildside, y aterrizamos con nuestros jetos en Discmedi, que nos publicaría todo nuestro material. Creo recordar que allí trabajaba Jaume Avellaneda al que me presentaron como bajista de los BB. Y acababan de publicar allí su tercer trabajo. Nos llevamos una copia y alucinamos. Nuevo rock americano en castellano. Casi al nivel de otro de los grupos que adoraba entonces, 091.

Mi tercer recuerdo relacionado con la banda fue cuando giramos por Mallorca en el 93 o 94. Allí conocimos a Toni Montserrat, líder de la fabulosa banda Murder in the Barn (como los Jason & The Scorchers mallorquines), quien un dia nos presentó a Simó Vall, guitarrista de BB sin Sed que se había instalado en las islas. Y poco más. Creo que no había vuelto a escuchar a BB Sin Sed desde finales de los 90’s, hasta el otro día.

Fue ojeando el Ruta o El Periodico cuando me enteré de este regreso. Y tenía claro que si Xavi Vendrell, Remember y compañia decidían volver, no era por dinero (supongo que nunca ganaron demasiado con esto de la música), sino por amor a la música y cierta nostalgia: las producciones de sus discos no sonaban como debían y en las entrevistas concedidas estos dias dejan entrever cierta necesidad de sacarse la espina y, ya apuntan, que van a trabajar en nuevo material.

Ante audiencia sedienta de rock clásico, BB sin Sed se cascaron casi hora y media espectacular y emotiva en Apolo, un concierto completo con lo mejor de su repertorio, con el grupo en forma y convencidos de lo que estaban haciendo. Como me contó allí mismo Miqui Puig, aquella actuación era como cerrar un circulo pues en sus inicios compartieron escenario Biscuit + Los Sencillos + BB Sin Sed en un mismo cartel. Y en la2 de Apolo, Miqui Puig compartió también escenario con BB par cantar juntos el eléctrico Fenomenal de Casa Doce. Una celebración de 30 años que debería continuar algunos más.

BBSinSed-setlist-Apolo20140424

BBSinSed-setlist-Apolo20140424

 

 

 

 

Fiesta en La Bolsa

Howard Roffman Rings The NYSE Opening Bell

Los americanos hacen espectáculo y negocio de todo. Incluso del (y en el ) mercado de valores de Wall Street, el NYSE.
En el informativo matinal de la CNN conectan todos los dias a las 15.30h hora española con la bolsa Americana y allí cada dia tienen a una empresa o personaje haciendo sonar desde el estrado la campana de inicio de la sesión (también lo mismo, al cierre). Detrás, enfrente, arriba, en la calle. Donde haga falta, hay publicidad de la empresa en cuestión.
Entre las aperturas más curiosas, he visto la de Lays (las snacks) promocionando bolsas de patatas campesina; a los Pitufos, en el estreno de su peli; hace poco al delantero ex barcelonista David Villa y sus colegas del New York City Football Club (la franquicia del Manchester City). Incluso en el 2009 estuvoA Darth Vadder acompañado de los soldados imperiales.

Esta semana creo estaban los de Etsy, un marketplace de artesanías y productos vintage valorado en 1.800 millones de dólares y que hoy se estrenaba cotizando en el mercado de valores tecnológicos (NASDAQ), con lanzamiento de confetti incluido. Y hoy/ayer abrían Party City, la empresa líder de productos para fiestas, con circo promocional en la calle, aunque los campaneros eran muy seriotes . ¡Un festival casi todos los días! Os dejo con el video de los Pitufos, pero si quieres más, Watch Today’s Bells es la sección web del NYSE destinada a ello. The show must go on!

 

 

Las listas

Equip Collboni

Ya de pequeño me interesaban las listas. Era un adicto a la lista del Billboard y a la de los 40 principales, antes de decantarme por el rock. También a las listas deportivas, que eran parecidas a las otras, pero con el profesional nombre de  “clasificaciones” y basadas en méritos reales (esfuerzo físico y competición directa) y no en pura mercadotecnia y dinero promocional. Pero hay otras listas que son también la mar de interesantes: las listas de los partidos políticos para las elecciones.

“Las listas” son la relación de personas, colocadas ordinalmente de menor a mayor (del primero al último), que representan a los partidos en cada convocatoria electoral. Estos días se habla mucho de listas y candidatos, y aún están muchas en el aire, aunque saldremos de dudas en breve. Las candidaturas se presentan ante la Junta Electoral de Zona correspondiente entre los días 15 y 20 de abril. Se proclaman por dicha Junta Electoral el día 27 del mismo mes y se publican en el Boletín Oficial de la Provincia el día 28. Por tanto, a ver si el 28 vemos en el BOP a algún amigo o vecino en algún lugar de las candidaturas de los emergentes Podemos o en Ciudadanos, que están pescando en el río revuelto de UPyD.

Comentando durante una comida la recién aprobada lista del PSC al ayuntamiento de Barcelona, que encabezará Jaume Collboni, una amiga lanzó al aire la siguiente pregunta: ¿pero desde cuando son tan importantes las listas? En una respuesta no académica diría que desde que la política es, además de tan importante, tan visible a los ojos de los ciudadanos. Las listas suponen la representación de un partido ante la sociedad. “Esta es mi gente y con ella os vamos a representar y a ayudar en la defensa de vuestros intereses. Otorgadles vuestra confianza”. Confianza, credibilidad, garantía, solvencia, representatividad, son las características esenciales que se busca al confeccionar las listas.

Como nuestro sistema electoral es de listas cerradas y bloqueadas, aquí lo tomas o lo dejas. Escoges una papeleta porque te identificas con un determinado partido, o te gusta un@ candidat@, o simplemente por eliminación. Pero hecha la selección, das tu apoyo a la lista entera, por tanto, a todas las personas que el partido de tu elección ha seleccionado. Y el cómo y por qué de esa selección es una de los aspectos más definitivos de la política. Estar o no estar. Esa parece ser la cuestión.

Empezando por arriba, el candidato suele ser la persona que dirige un partido político. Sea presidente o secretario general (de todo el partido o de un territorio), como González, Aznar, Zapatero, Rajoy, Aguirre, Chaves, Diaz o Pujol y Mas, por poner ejemplos por todos conocidos. A nivel autonómico, en España el PNV de la era Arzalluz fue una excepción. Aunque tal vez la identificación entre líder electoral y orgánico sea menor en la política local y menos aún desde que se celebran elecciones primarias, un sistema al que le hemos cogido cariño siguiendo la política americana, con obvias y abismales diferencias (en términos de procedimientos y presupuestos. El mejor ejemplo de primarias aquí es el que impulsó el PSC de Barcelona  hace un año y que dió la victoria a Collboni en unas primarias donde podía votar toda la ciudadanía, no sólo la militancia, y no sólo por internet, como en las de Podemos, sino de forma presencial, que requiere de más esfuerzo por parte del ciudadano.

De USA también hemos importado recientemente la importancia por el número 2 de la lista. En las presidenciales a la Casa Blanca, resulta trascendental la figura del futuro vice-presidente, el número 2, quien forma tandem (o ticket) con el 1, pues será quien sustituya al Presidente en caso que éste no pueda ejercer y se le da un valor superior al que haya sido elegido por el pueblo (indirectamente, eso sí, por delegados). Aunque esencialmente la figura del 2 tiene (o tenía) allí más que ver con aspectos de reequilibrio territorial.

A partir de ahí, una lista bien hecha se forma a partir de la combinación de personas de referencia en su ámbito territorial o sectorial, activas y reconocidas en sus entornos profesionales o ciudadanos, a los que se suman otras personas referentes (o al menos con cierta ascendencia) en el seno de los propios partidos. Pero además, se debe pensar en personas capacitadas para gobernar o para hacer oposición. Aunque a veces, no se da ninguna de esas circunstancias, y el líder elige a amigos, fieles -incluso parientes- y caras bonitas y fotogénicas para que le acompañen. Y si son apolíticas, mejor. Experimentemos, como escribe Santos Julià.

Las listas también se forman exclusivamente a partir de reequilibrios internos de los partidos. O sirven para colocar a ex ministros o altos cargos, o a alguien que necesita trabajo; o para contentar a una facción, grupo, corriente o colectivo. Y, por qué no,  incluso se ofrece a alguien ir a listas (o encabezar una candidatura) para sacárselo de encima. En las elecciones europeas se estilaba mucho. Y luego, así con las prisas y las inercias, el problema surge cuando colocas a alguien como Ana Mato y acaba siendo Ministra. Con lo fácil que debe ser confeccionar una lista y poder elegir a los miembros perfectos para una candidatura cuando las cosas van bien y hay candidatos a patadas para elegir y llenar listas electorales. Para las del PP en el 2011 o ahora las de Ciudadanos o Podemos en detrimento de UPyD e Izquierda Unida se amontonan los CV.

Escribo esto al mediodía, y ya pensando en la comida, caigo en la cuenta de que la elaboración de las listas es como una receta gastronómica: un poquito de esto, un poco de aquello, una pizca de allí, unos gramos de aquí, cocer a fuego lento y, voilà!, se sirven en caliente y a ver qué pasa. Y es que son muchos otros los factores a considerar. ¿Paridad de hombres y mujeres? De acuerdo, pero no es nada simple. El sistema entiende por paridad que al menos un 40% de la lista se reserve a uno de los géneros, masculino o (generalmente) el femenino. Y aunque parezca fácilmente aplicable, la realidad es tozuda. Que se lo pregunten a Podemos o al gobierno griego de Syriza, donde la paridad no se acaba de entender bien. Pero podemos complicarlo si se pretende paridad absoluta (50%) y bajo la fórmula cremallera: hombre, mujer, hombre, mujer… o viceversa. Ya sabemos que toda cremallera se astaca en algún diente.

Ah! Y luego hay que tener en cuenta otros factores con los que combinar la mezcla: la edad (jóvenes, viejos, mediopensionistas); la renovación y la limitación de mandatos; el tirón popular, real o supuesto de gente del deporte, la comunicación o la cultura (Toni Cantó en UPyD, Juanjo Puigcorbé en ERC, Marta Domínguez, en el PP,  Fernando Delgado en el PSOE valenciano, por citar algunos que me vienen rápido a la memoria). Muchos de los personajes populares suelen cerrar la lista, a modo de apoyo simbólico y lugar honorífico. Así que, por todo ello,  resulta interesante repasarse las listas enteras de cada partido y recurrir al ejercicio del busque-compare-y-si-encuentra-algo-mejor…. Estamos a 5 semanas de la cita electoral. Empieza la cuenta atrás.

 

Billie at 100

Billie Holiday at 100

Se cumplen hoy 100 años, un siglo, del nacimiento  de Billy Holiday en la ciudad americana de Philadelphia. A los 15 años ya empezó a cantar en clubs y a los 18 grabó su primer disco. Voz desde las entrañas, dolor desde el corazón. Artista esencial, su música es atemporal. Recomiendo un vistazo a su web, de las mejores y más completas que he visto en el ámbito musical y un repas a su talento, que en Spotify está casi todo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.170 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: