Live (IV): los putos setlists -2

Quireboys en BCN

Continuamos con el anterior post sobre repertorios. Y decía que una buena forma de aprender sobre setlists es acudiendo a conciertos y sentir en propia carne un bajón o un subidón ante una sucesión de canciones de nivel o deplorables, según las expectativas. También, resulta interesante, pillarte alguna de las copias del setlist que los artistas tienen sobre el escenario a modo de chuleta y llevártelas de recuerdo. La gracia, recuerdo aparte, estriba en comparar si han improvisado o no, vamos, si el guión escrito se ajustó a la ejecución final. Los Quireboys, metieron un par de canciones a medio concierto; Rocket from the Crypt creo que fueron fieles al papel.

Rocket from the Crypt BCN
Rocket from the Crypt BCN

La otra es  repasarte los setlists de los grupos y ver quiénes se lo curran y quienes van a piñon. Para ello, el lugar de referencia es Setlist.fm,  para repertorio-adictos. Y con estadísticas y todo.

Siguiendo con el ejemplo del anterior post, el rey es sin duda Bruce Springteen quien cada noche hace lo que quiere y cómo quiere. Su norma es ofrecer como mínimo 3 horas de actuación y con un repertorio que, de noche a noche, incluye al menos dos tercios de canciones nuevas. Lo hemos podido comprobar en cada una de sus giras, especialmente en las últimas, donce parece un chaval. Y estos dias, sin ir más lejos, está llevando sus repertorio a terrenos estratosféricos. El 26 de mayo interpretó en Munich completo el Born in the USA (según había anunciado la noche anterior) intercalado entre 18 canciones de otras épocas. Pero es que unos días antes, en Copenhague, se marcó en su lugar los 8 temas de Born to Run; y entre, ambos, también en Dinamarca, un setlist de 27 temas completamente diferente. Imagina lo que significa eso, contando que, por ejemplo, en 2012 o en 2009 rondó los 100 conciertos anuales, como solía hacer en los 70’s. En su carrera, ha interpretado ¡más de 200 veces más de 50 canciones! 

Sobre el Boss en gira, recomiendo una visualización, al estilo de la que comenté hace unos dias sobre los 50 años giras de los Rolling Stones, en la que se observa sus movimientos por Estados Unidos año tras año y con la información complementaria del numero de ventas conseguidas por cada uno de sus discos. Claramente en auge, a más conciertos y por más Estados, incremento de las ventas.

Y cambio de tercio. Vuelta a Iron Maiden, que acaban de empezar su gira 2013 en Bilbao presentando nuevamente -como el pasado año por Estados Unidos- su revival del Seventh Son of the Seventh Son (1988). El mismo setlist, noche tras noche; el mismo en 2012 que en 2013. Ni un cambio, ni siquiera de orden. ¿Apetece verlos 2 noches seguidas? Lo dudo incluso siendo un megafan. El repertorio es de infarto, y el espectáculo está asegurado. Pero no hay factor sorpresa. De 80 a 90 minutos, como han hecho a lo largo de toda su carrera, desde sus inicios. Como curiosidad, en setlist.fm hay una pestaña para cada artista que muestra el repertorio medio (los temas más recurrentes) de cada gira, average setlists explican, y mientras que en el caso del Boss elaborarlo es todo un galimatías por más automatizado que esté, en el caso de Maiden incluso la memoria RAM se debe oxidar por la falta de uso.

Residentes en Las Vegas

En cambio, otros con una carrera similar, en cuanto a éxito y longevidad, son Def Leppard, que también en un mes estarán en España junto a Whitesnake Europe tras unos 15 años sin pisar nuestros escenarios. Y si no nos traicionan, estarán celebrando los 25 años de Hysteria, para lo cual en sus últimas actuaciones americanas dieron buena cuenta de aquél imprescindible material, también completo, junto a una inusual variedad de clásicos al inicio de cada show, cada noche distintos. Cosas así:

13.04.13: On Through the Night / Mirror, Mirror (Look Into My Eyes) / Let It Go / Another Hit and Run / High & Dry (Saturday Night)  / Bringin’ on the Heartbreak / Switch 625  /*Hysteria al completo* / -Encore: Photograph / Rock of Ages

12.04.13: Good Morning Freedom  / Rock Brigade  / Slang  / Too Late for Love  / Rock On (David Essex cover) / When Love and Hate Collide  / Wasted  / Let’s Get Rocked  / + Hysteria + mismos bises

10.04.13:  Won’t Get Fooled Again (The Who cover) / Rock! Rock! (Till You Drop) / Action (Sweet cover) / Foolin’ / Let It Go / Mirror, Mirror (Look Into My Eyes) / Promises / Make Love Like a Man  / Wasted  / + Hyseria + mismos bises

06.04.13: Good Morning Freedom / Wasted / High & Dry (Saturday Night) / Another Hit and Run  / Too Late for Love / Slang / Promises  / Let’s Get Rocked  / + Hysteria + mismos bises.

Y podríamos seguir. Como se observa, tampoco hay que cambiar todo el repertorio como el loco de Springsteen cada noche. Con cambiar un 25% o incluso un 10%, muchos nos conformaríamos. O al menos, de una gira a la otra. Es cierto que todos queremos escuchar clásicos y se echarían en falta si no sonasen algunos temas mayúsculos cuando de un grupo consagrado se trata. Pero me gustaría que AC/DC introdujesen mayor variedad en su repertorio; o Aerosmith; o los Stones; o… Y  para mayor cabreo, lo peor es cuando sigues atentamente los setlists de Estados Unidos, bastante variados algunas veces, y que al llegar a Europa se transforman en el mismo material noche tras noche (un par de cambios no resulta demasiado inspirador) apto para el público masivo. Jaggers, Richards & Co. en la gira de Forty Licks, por poner un ejemplo.

Y al final, cuando siempre has defendido a muerte a unos grupos, pero sobre todo tienes claro que un grupo mayúsculo se defiende sólo sobre las tablas, y cuando sabes que cada noche será maravillosa pero querrías verlos dos y tres y cuatro y…. te das cuenta que la diferencia entre un gran banda/artista y una superlativa banda/artista está en cómo afrontan cada noche: como fans de su propia música, como amantes del rock y la emoción del directo, o simplemente como unos grandes profesionales que no cometerán un fallo aún a riesgo que la previsibilidad empañe una buena actuación. Para amantes de los setlists, especialmente si tienen ocasión de construir el suyo propio, aquí hay un post bastante certero acerca de cómo construir un repertorio efectivo.

Finalmente, el tema de los setlists tienen su importancia tangible en el material grabado. Como coleccionista que he sido de conciertos en vivo de varios de mis grupos favoritos, me desvivía por encontrar material en directo de una o diversas giras con material distinto. Los famosos bootlegs. Hace treinta años, los K7 piratas o algunos vinilos (el sello Swingin’ Pig obraba milagros en los 80’s), la mayoría con sonido de audiencia -o sea, nefasto- eran nuestra única salvación. Desde hace unos años, algunos grupos han entendido lo que significa regalar los oídos del fan con actuaciones diversas y son muchos quienes graban desde la propia mesa de mezclas y luego ponen a disposición, gratuitamente o previo pago. Pearl Jam lo han hecho en varias ocasiones y yo mismo tengo como una decena de conciertos de algunas de sus giras; e incluso los Rolling Stones también empezaron hace unos años lanzando de forma oficial material que muchos atesorábamos en versión pirata: Hampton 81, Brussels Affair 73, etc., Aunque en el caso de Jagger, seguro que no lo ha hecho por el fan, sino por la pasta.

Entre los gigantes en cuestión de directos, y bootlegs también, están pues Springsteen, y citaría sin dudarlo a Black Crowes, The Jayhawks, Bob Dylan, Phish, Neil Young, Pearl Jam o The Tragically Hip. Entre los grupos que deberían esmerarse, aunque ya estas alturas nadie lo espera, los citados Maiden, Aerosmith, AC/DC, The Cult, Tom Petty últimamente…

En fin, como ves, una diversión como cualquier otra esto de los repertorios. O una pérdida de tiempo, según como se mire. Demasiada tal vez, visto el tiempo que he dedicado a escribir los dos últimos posts.

setlists: black crowes, pearl jam, soundgarde, wombats...
setlists: black crowes, pearl jam, soundgarde, wombats…

Live (III): los putos setlists-1

Justo empiezo a escribir esta tercera entrega de la serie sobre “directos” con ganas de hablar de setlists y me acuerdo que hace unos años (2010, para ser más exactos) ya empecé a escribir sobre ello… con la idea de abrir una tanda de posts sobre la cuestión, cosa que obviamente no llegué a hacer. Aquella entrada fue sobre el repertorio de Kiss, con motivo de su gira española presentando Sonic Boom, y voy a recuperarlo porque, ahora sí, voy a hablar de varios de ellos. Empezaba así:

Desde pequeño tengo interés especial por los setlists de los conciertos. Mejor matizo, y en dos tiempos: 1) desde pequeño no; entonces me interesaban las alineaciones de los equipos de fútbol y no fue hasta la adolescencia cuando mi interés se volvió hacia el rock’n’roll y los repertorios de directo. 2) el interés no es por el setlists en si, sino por la forma en que éstos se preparan para una gira.

Como siempre he tenido imaginación, de pequeño -de adolescente- soñaba que tenía mi propio grupo e incluso tenía canciones compuestas mentalmente, con títulos y todos. Y me organizaba giras y setlists. Todo etéreo…, hasta que efectivamente monté un grupo, grabamos discos, dimos conciertos y formábamos los repertorios de las actuaciones, todo real ya por entonces. Y ya me di cuenta en aquellos momentos que organizar un repertorio correctamente es un ejercicio virtuoso, como la preparación de una recopilación, al estilo de lo que explicaba Cusack en Alta Fidelidad. [sigue leyendo…]

Una buena forma, la mejor, de introducirse en el mundo de los setlists (en español, repertorios de concierto) es acudir a muchos conciertos. Sencillo. Allí se aprende que no sólo la calidad del grupo y las canciones y las ganas con que actúen las bandas y artistas determinan el éxito del bolo; en buena medida, el setlist es determinante. Un listado de canciones mal colocado puede dar al traste las mejores expectativas con el mejor artista. Y se me ocurren dos ejemplos de artistas ampliamente conocidos y famosos por sus directos: Bruce Springsteen y Iron Maiden. Pocos pueden discutir la calidad de ambos, el puñado de grandes discos y canciones que tienen, su importancia e influencia en la historia de la música rock y el sudor que desprenden cada noche. En principio, ingredientes asegurados para el éxito de un concierto. Pues bien, también ellos pueden arruinar una noche a priori triunfal.

Recuerdo la gira de Springsteen de los flojillos Human Touch + Lucky Town, editados en 1992 y que sirvieron en bandeja a una gira del Boss con una banda de alquilados dejando al margen a la E.Street Band. En Barcelona actuó en 1992 en la plaza de toros Monumental, y al año siguiente en el Estadio Olímpico. Al show del ’92 fui por casualidad, pues la fecha de Guns’Roses + Soundgarden + Faith No More en Madrid para la que tenía entrada se canceló por aluminosis del Vicente Calderón. ¿Recuerdas el fiasco? Así que compré un ticket para el Boss como consuelo. Y a pesar de todo (malos discos, banda mercernaria, GNR en el corazón), la noche no estuvo mal.

Pero en 1993, con más rodaje (la banda) y con más expectativas (yo), aquello fue mortal de necesidad. Lo digo todo si cuento que en los bises me salí de la pista para ir a buscar asiento en las gradas y reclinarme. Ni Hungry Heart, ni Glory Days, ni Born to run me levantaron ya el ánimo. Los tres cuartos de hora precedentes habían sido pesadísimos, con un montón de canciones pésimas entre las cuales nada podían hacer ni Because the night ni Brilliant Disguise ni… El bajón entre hit y hit era irreparable.  Así fue la noche:

Darkness on the Edge of Town (Acoustic) / Adam Raised a Cain (Acoustic) / This Hard Land (Acoustic) / Better Days / Lucky Town / Atlantic City / 57 Channels (And Nothin’ On) / Trapped (Jimmy Cliff cover) / Badlands / Many Rivers to Cross / (Jimmy Cliff cover) / My Hometown / Leap of Faith / Man’s Job / Roll of the Dice / I’m on Fire / Because the Night / Brilliant Disguise / Human Touch / The River / Who’ll Stop the Rain? (Creedence Clearwater Revival cover) / Souls of the Departed / Born in the U.S.A. / Light of Day — Encore: Hungry Heart / Glory Days / Across the Border / Born to Run / My Beautiful Reward / Working on the Highway / Rockin’ All Over the World (John Fogerty cover) / Bobby Jean

Y habiendo visto a Bruce Springsteen una decena de veces, no dudaría un instante en decir que sus conciertos son lo mejor que nadie ha ofrecido -y dudo que nadie ofrezca- sobre un escenario. Pero aquella noche, no.

Para morirse

Otro setlist deplorable es el que ofrecieron Iron Maiden hace unos años (30 de abril de 2006), en la gira de A matter of life and death, un disco conceptual que pretendieron trasladar al escenario… !de principio a fin! El disco es un bodrio -sólo se salva el tema inicial, Different World– y consiguieron lo mismo en el escenario. Se empeñaron en interpretar todo el disco y dejar para el final, tras 60 minutos aproximadamente, los clásicos. ¡¡Buff! A esa gira no fui, la única en treinta años que me he perdido del grupo- y menos mal: casi pierdo a un par de amigos que asistieron y pensaban en volarse la cabeza ante aquel funeral:

Different World / These Colours Don’t Run / Brighter Than a Thousand Suns / The Pilgrim / The Longest Day / Out of the Shadows / The Reincarnation of Benjamin Breeg / For the Greater Good of God / Lord of Light / The Legacy / Fear of the Dark / Iron Maiden — Encore: 2 Minutes to Midnight / The Evil That Men Do / Hallowed Be Thy Name

 

 

 

 

Mejores conciertos del 2012

Tras el repaso a los discos, no podía obviar una pequeña entrada para recordar los mejores conciertos de este 2012.

1. Bruce Springsteen – Barcelona (17 mayo). Aunque sólo fuese por la versión de Prove it all night con la intro del 79 ya sería la mejor actuación del año… pero es que fueron 3 horas de esplendor en la hierba.

2. Bon Iver – Barcelona (27 julio). Mágico.

3. Tom Petty & The Heartbreakers – Paris (29 junio). Todo muy previsible, esperaba más, pero es que Tom Petty y su banda son tan buenos que fastidia que cumplan las expectativas. Deberían haberse salido y simplemente estuvieron sobrados.

También están entre lo mejor el de Rancid, el de Last Vegas y el de Blind Melon.

We want more

Cada cierto tiempo Barcelona acoge una semana fantástica de conciertos. Ésta que finaliza ha sido “la semana”. El domingo pasado eran Mavis Staples + Dayna Kurtz quienes actuaban conjuntamente. El martes podías elegir entre el concierto de Patterson Hood (Drive-by Truckers) junto a Will Johnson (Centro-Matic) y Craig Firm (no sé quien éste) o bien el de una apuesta siempre segura como Dan Baird con sus Homemade Sin. El miércoles, sin duda,  unos clásicos de los 90’s, Blind Melon; y el jueves The Gaslight Anthem. Ayer viernes la elección estaba entre el country-rock de Blue Rodeo o el surf & rock instrumental de Los Straitjackets (también Skunk Anansie, pero nunca han merecido mi atención). Y este domingo actuan Calexico, espectacular banda de rock fronterizo, spin off de Giant Sand.

Ante esta avalancha, había que plantarse y seleccionar, pues ni el bolsillo ni la edad dan a estas alturas para muchas juergas consecutivas. Y mi opción se concentró en martes, miércoles y jueves. Dan Baird, junto a sus ex compinches en Georgia Satellites Mauro Magellan y Keith Christopher más el guitarra Warner Hodges (miembro de Jason & The Scorchers), llevan ya unos años apabullando los escenarios como Homemade Sin y la banda sigue sin fisuras. Es uno de los grandes de la historia del rock’n’roll y punto, y cada vez que se presente una buena ocasión de verle sobre un escenario ahí estaré.

 

Lo de Blind Melon me sigue sorprendiendo. En los 90’s, en plena explosión del rock alternativo, ellos eran una de esas rarezas que se coló en la estela del movimiento con un estilo en el fondo muy de rock clásico de los años 70’s.  Soup (1995), su segundo disco me sigue pareciendo lo mejor de su carrera, que fue de una brevedad extrema pues el cantante del grupo Shanon Hoon fallecía meses después a causa de una sobredosis de coca. El grupo paralizó su actividad y una década después regresaban con un joven cantante igualito a Hoon, Travis Warren, con el que grabaron un nuevo disco (For my Friends, 2008) y se presentaron por primera vez en este país, en el Azkena edición del 2008. El show fue espectacular así que se adivinaba futuro. Pero el chaval se largó al poco tiempo… para regresar al cabo de un par años y, visto lo del otro día (otro pedazo de concierto), con ganas y perspectivas de futuro, si graban algun dia buen material propio.

 

 

 

Finalizo repaso con la banda joven más excitante del momento, The Gaslight Anthem. Con  un magnífico repertorio ya a cuestas tras cuarto discos, los de New Jersey van dispuestos a comerse el mundo. Se rodean ya de artistas de talla mundial como  Springsteen o Eddie Vedder para alguna que otra interpretación en vivo y han conseguido contar con Brendan O’Brien (Georgia Satellites, Boby Dylan, Pearl Jam, Springsteen) para la producción de su reciente trabajo Handwritten (2012), que contiene algunas de las melodias más memorables del presente año. Así que a priori, deberían ofrecer hora y media apabullante, sin quitar el pie del acelerador.

Pero, las cosas no son lo que debieran. La banda suena potente, puro rock de guitarras (3 Gibson en escena garantizan el sonido), y el vocalista Brian Fallon se muestra comunicativo, buen cantante y buen frontman. Pero plantean un setlist desigual, con muchos altibajos y algunos olvidos de jitazos obvios (Stay Lucky, The Diamod Church Street Choir). O sea, que aunque tocan 2 horas (con buena versión del Changing of the Guards de Dylan incluida) la sensación es agridulce. Dicho lo cual, tienen todos los elementos para mejorar y arrasar con cada nuevo paso que den. Y además, visto el llenazo de la sala, con un montón de chavales jovénes, me llevo una alegría pensando que el público de rock en Barcelona tal vez no muera con los de mi generación.

 

 

 

Más videos en youtube

 

No me la puedo quitar de la cabeza

Hace una semana ya, hacia medianoche, pero parece que fue ayer. Y no me la puedo quitar de la cabeza: Prove it all night 2012 en BCN.

Y aquí la versión de 1978. ¡¡Inflamable!!!

Super Bruce

Springsteen sigue siendo imparable. A los 62 años sigue ofreciendo los mejores conciertos de rock que uno pueda ver hoy en día y aunque podemos criticarle que artísticamente ya no es el compositor de antaño, mejor pensar que eso lo ocurre a casi todos los clásicos y que, por el contrario, discos como The Rising, Magic o este último Wrecking Ball siguen siendo mucho mejores que el 80% de discos que se publican en el mercado.

Y en cualquier caso, lo realmente importante es que a nuevo disco, nueva gira, que siempre es mucho mejor (como sucede con los Stones). Y el chaval vuelve a ofrecer conciertos de 3 horas! De 25 a 30 temas por noche! Cambiando un tercio como mínimo del repertorio en cada uno de sus conciertos. No hay grupo ni artista que pueda igualar tanta generosidad y tanta devoción por sus fans.

En Barcelona, dos noches, 58 canciones de las que sólo 17 sonaron en ambos conciertos y entre las que tan sólo faltaron, de mis favoritas, I’m Going Down y la reciente Radio Nowhere. Finalmente sólo estuve en la primera, aunque durante medio viernes me planteé comprar una entrada para la segunda noche. Pero estaba molido y la sensación del primer show no me la quería quitar de encima. Escuchar tremendas versiones de No Surrender, Johnny 99, Out in the street, You Can’t Look, Thunder Road o Prove it all night todo en la misma noche, no tiene parangón… a pesar de que jamás he tenido la oportunidad de escuchar Downbound Train ni Because the night en directo, y el viernes sonaron ambas.

BCN, jueves 17.05.2012

  1. Badlands
  2. We Take Care Of Our Own
  3. Wrecking Ball
  4. No Surrender
  5. Death to My Hometown
  6. My City of Ruins
  7. Out in the Street
  8. Talk to Me
  9. Jack of All Trades
  10. Youngstown
  11. Murder Incorporated
  12. Johnny 99
  13. You Can Look (But You Better Not Touch) (Premiere: Tour debut)
  14. She’s the One
  15. Shackled and Drawn
  16. Waitin’ on a Sunny Day
  17. The Promised Land
  18. The River
  19. Prove It All Night (with 1978 Intro)
  20. Hungry Heart (Premiere: Tour debut)
  21. The Rising
  22. We Are Alive
  23. Thunder Road

Encore:

  1. Rocky Ground
  2. Born in the U.S.A.
  3. Born to Run
  4. Bobby Jean
  5. Dancing in the Dark
  6. Tenth Avenue Freeze-Out

 

BCN, viernes 18.05.2012

  1. Night
  2. The Ties That Bind
  3. We Take Care Of Our Own
  4. Two Hearts
  5. Wrecking Ball
  6. Death to My Hometown
  7. My City of Ruins
  8. Spirit in the Night
  9. The E Street Shuffle
  10. Jack of All Trades
  11. Trapped (Jimmy Cliff cover)
  12. Downbound Train
  13. Because the Night
  14. Working on the Highway
  15. Shackled and Drawn
  16. Waitin’ on a Sunny Day
  17. The Promised Land
  18. Racing in the Street
  19. The Rising
  20. We Are Alive
  21. Badlands (with 1978 Intro)
  22. Ramrod

Encore:

  1. Rocky Ground
  2. Born in the USA
  3. Born to Run
  4. Bobby Jean
  5. Dancing in the Dark
  6. Tenth Avenue Freeze-Out

A destacar, cómo han hecho los más acérrimos del Boss, la verisón de Prove it all Night que sonó el jueves, con una intro guitarrera salvaje. Al parecer no había vuelto a tocar esa versión del tema desde 1978, en sus dos conciertos en Los Angeles.

 

 

 

Twenty

Son veinte, veintialgo ya, los años de carrera de Pearl Jam y aunque sólo hace falta escuchar sus discos de estudio para constatar lo buenos que son, algunas experiencias te llevan a otro nivel en tu relación con el grupo.

Una de ellas, el documental Twenty, estupendo repaso filmado por Cameron Crowe (Almost Famous, Singles) que recoge algunos momentos vitales clave en la historia de la banda: desde la muerte de Andrew Wood, hasta los 9 muertos en el festival de Roskilde, pasando por la demanda contra Ticketmaster o la cara con la que Eddie Vedder repasa su galeria de fotos con algunos de sus ídolos musicales. Todo esto conecta perfectamente a una banda, que por encima de todo sigue siendo fan de la música, con sus seguidores.

 

 

Otra de ellas, la fundamental en mi opinión cuando hablamos de Pearl Jam, es su directo. Verlos en vivo es una experiencia casi única: conciertos largos, repertorio distinto cada noche, intensidad al 120 por 100, música y sólo música. A pesar de haber escuchado muchísimos bootlegs de actuaciones suyas desde sus inicios, el boxset Live at The Gorge 2005/2006 es incomparable. Dos noches consecutivas y otra justo un año después en el mismo sitio, setlists increíbles y una atmósfera que aún desde la distancia te hace sentir como si estuvieses allí. Tuve la suerte de verlos por tercera vez en aquella gira, a su paso por Vitoria, y la experiencia, justo en primera fila del Azkena, en su mejor edición, fue imborrable.

Me atrevo a afirmar sin dudarlo que Pearl Jam son hoy por hoy, la única banda que puede hacer sombra a Springsteen sobre un escenario (y a propósito de Gorge, me acabo de acordar del brutal Live 75-85) , y aunque esta primavera tengo previsto ver al Boss y a Tom Petty en directo (y también recuerdo que en Gorge Pearl Jam interpretan la maravillosa I won’t back down de Petty) me voy concienciando de que me perderé la próxima gira europea de los de Seattle. Y lo digo porque con algunas imágenes de Twenty se ma han vuelto a poner los dientes largos. Seguramente Animal, tercer single de Versus (1993) sea mi canción favorita de siempre Pearl Jam, pero cada vez que presencio, veo o simplemente escucho una interpretación en vivo de Better Man se me ponen los pelos de punta.

 

Clarence Clemons Revival

Me acabo de enterar de la muerte de Clarence Clemons, el saxofonista de la E.Street Band. Tenía 69 años. Hace unas semanas sufrió un derrame cerebral y la cosa se complicó. En sus últimos conciertos en Barcelona ya se le veía cascado, pero es de esas personas que piensas que siempre va a estar allí. Y no.

Su web está colapsada, así que no he podido acceder. Pero el Boss sí ha escrito unas notas:

Clarence lived a wonderful life. He carried within him a love of people that made them love him. He created a wondrous and extended family. He loved the saxophone, loved our fans and gave everything he had every night he stepped on stage. His loss is immeasurable and we are honored and thankful to have known him and had the opportunity to stand beside him for nearly forty years. He was my great friend, my partner, and with Clarence at my side, my band and I were able to tell a story far deeper than those simply contained in our music. His life, his memory, and his love will live on in that story and in our band.

Ni que fuese sólo por el minuto final de este Thunder Road, Big Man Clemons ya merecería reverencia eterna. D.E.P.

 

5 discos, 5 singles: Born in the U.S.A

Bruce Springsteen, Born in the USA (1984). Convendrás conmigo en que los 80’s fueron prolíficos en buen y radiable material. Como he apuntado en recientes entradas, hubo muchísimos discos de primera, muchísimos con multitud de singles, y algunos de ellos, incluso de bandas que no clasificaríamos entre los one-hit wonder. He posteado sobre Def Leppard, Bryan Adams, Fleetwood Mac, Guns n’Roses y podría hacerlo sobre algunos otros que me han sugerido en los comentarios o de viva voz por otros compinches. He intentado limitarme también a discos de los que se extrajeron 5 sencillos de impacto. Y no me refieron a discos que incluyeran singles potenciales, sino que efectivamente se editaron como tal.

Y después de darle unas vueltas, he pensado que Bruce Springsteen lo merece. ¿Obvio? Tal vez. Pero es justo reinvindicar un disco al que muchos tienen abandonado y los puretas del Boss suelen detestar. Con el amigo Salva Trepat, de Buffalo, -fanático de la primera hornada del Boss-, discutimos en alguna ocasión sobre este disco y mi argumento siempre ha sido que el único problema es la producción, demasido ochentera y sobreproducido. El material es buenísimo. Ya he escrito por aquí que mi favorito sea probablemente Darkness on the edge of town, pero Born in the USA es una obra descomunal también, y la gira del 2008 me trajó muchos recuerdos de aquella época. Y quienes estamos en esto del rock sabemos que las ventas no indican en absoluto la calidad de un disco, pero en este caso, los más de quince millones de discos que consiguió vender en los diez años siguientes a su lanzamiento, de algo deben servir.

De Born in the USA se extrajeron más de cinco singles y curiosamente, ninguno llegó al número 1 (sí el álbum, por supuesto, que de hecho fue el primero del Boss en llegar a la cima del Billboard): Dancing in the dark (#2) , Glory days (#5), My hometown (#6), I’m on fire (#6), Cover me (#7), Born in the USA (#9), I’m goin’ down (#9) . Mis favoritas de entre ellas, los 5 videos siguientes… aunque Downbound Train merecería el honor también.

Darkness, lo mejor del Boss

El mejor disco de Springsteen es Darkness on the edge of town. Incuestionable. No lo son The River, ni tampoco Born to run, que por otra parte son discazos sobre los que no hay nada más que hablar. Pero Darkness siempre ha tenido algo muy especial. Mientras que en Born to Run Bruce Springsteen aún no era el Boss, escuchas Darkness y sientes la grandeza del jefe en cada surco del disco. Un tío que se sabe grande, que tiene una banda majestuosa, que tiene un puñado de temas ya que son clásicos desde las primeras notas de piano (o armónica o guitarra) y que cuyo directo es en aquella época imbatible. Para muestra un botón: Prove it all night, del mítico concierto de Passaic, NJ, en septiembre del 78. Me entran escalofríos al ver y escuchar esto.

En breve, como a estas alturas ya sabrás si sigues a los chicos de PointBlank o a Paulamule entre otros, se reedita a todo lujo Darkness on the edge of town, en un box set brutal cuyo título es The Promise: the Darkness on the edge of town story,  con más de 6 horas de imágenes y más de 2 horas de audio:

-Caja con 3CD + 3DVD + libreto 80 páginas

-Caja con 3CD +3Blu-ray + libreto de 80 páginas

Separadamente se publicará “The Promise”, un doble CD o cuádruple vinilo conteniendo las 21 canciones inéditas (que también aparecen en la caja completa). No puedo esperar más!!!!